¿Cómo me organizo?

11.05.2020

Decía el científico Stephen Hawking que "la inteligencia es la habilidad de adaptarse a los cambios" Así que, vamos a desarrollar nuestra inteligencia viendo cómo vamos a adaptarnos a todos los cambios que se han producido en los últimos meses. 

Nuestra forma de vivir y relacionarnos ya no es la misma de antes. Hemos tenido que quedarnos en casa, dejar de ir al instituto, de ver a nuestros familiares y amigos, de salir a hacer deporte y divertirnos, etc. Pero, no ir al instituto no quiere decir dejar de estudiar, de aprender o de trabajar. Quiere decir que vamos a hacerlo de manera distinta.

Es cierto que, de normal, ya nos cuesta un poco ponernos a estudiar en casa pero aquí vamos a daros algunos consejos que os ayudarán ahora y siempre. 


1. Establece un horario.

Que no vayamos a clase no quiere decir que nos quedemos en la cama. No hace falta levantarse a las 7 de la mañana pero tampoco a las 12. Ponte la alarma a una buena hora para despertarte y establece una horario para empezar y terminar de estudiar, con descansos incluidos. Lo mejor es establecer periodos de 50 minutos de trabajo con 10 minutos de descanso. Aprovecha los descansos para levantarte y mover el cuerpo, ir al baño, asomarte al balcón o a la ventana, tener una pequeña charla con alguien de tu familia. No te aconsejo que mires el whatsapp o las redes sociales porque puede distraernos en exceso y que los 10 minutos de descanso se conviertan en una hora de distracción. Además, puedes hacer un descanso más largo, 30 minutos como máximo, a media mañana y aprovechar para comer algo (una pieza de fruta, frutos secos, etc).

Aquí os dejo la plantilla de un horario por si os lo queréis imprimir.

2. Establece un sitio.

Hay que buscarse un buen lugar de estudio. Debes procurar que siempre sea el mismo y que esté bien iluminado y bien ventilado. Además, debe estar ordenado y tener todo lo que necesitas a mano. Por supuesto, debes quitar todo lo que suponga una distracción como el móvil, si es posible. 

3. Establece prioridades.

Cuando abrimos Rayuela y el correo puede ser que nos agobiemos al ver tantas tareas y que no sepamos por dónde empezar. Para no "atascarnos" lo mejor es que vayamos leyendo, despacio y atentamente, los mensajes y apuntado la tarea de cada asignatura y la fecha de entrega. Podemos hacerlo en la agenda, que es muy útil para organizar el trabajo y, además,  podemos hacernos un panel de tareas. Es muy sencillo, sólo necesitas unos folios y unos post it. A continuación te pongo un ejemplo: 

De esta forma, podemos ordenar las tareas de más urgente a menos urgente e ir haciéndolas y entregándolas por orden sin que se nos olvide ninguna. 

4. Apunta los canales de comunicación.

Para no dejarte fuera ninguna materia lo mejor es anotar en un cuadrante el nombre de cada asignatura, con su profesor/a y el canal que usas para comunicarte con él o ella. Un ejemplo es: 

5. Establece unas rutinas.

Tener unas rutinas y unos horarios establecidos nos ayudan a organizarnos mejor. No sólo debemos incluir el horario de estudios, también debemos tener en cuenta otras actividades que son aconsejables: 

  • Deporte y actividad física: para la buena salud, tanto mental como física, es necesario mantenerse activo. Ahora que ya se han establecido horarios para salidas podéis incluir en vuestra rutina diaria alguna actividad física como dar un paseo, correr, salir con la bicicleta. Además, podéis buscar vídeos con ejercicios para hacer en casa, bailar, hacer yoga, etc. 
  • Responsabilidades en casa: es necesario contribuir a las tareas de la casa y dedicarles un tiempo cada día. Como mínimo hay que mantener recogido, ordenado y limpio nuestro cuarto y lugar de estudio. Podemos aprovechar este tiempo para aprender cosas nuevas como cocinar, poner lavadoras, planchar, etc. 
  • Tiempo libre: por supuesto, debes buscar tus ratos de ocio y tiempo libre para hacer cosas que te gusten como leer, jugar videojuegos, hacer manualidades, ver series o películas,... 

Aquí os dejo un horario de ejemplo por si os sirve de guía:

6. Desahógate.

Este tiempo de encierro puede generarnos sentimientos de angustia, tristeza, enfado, frustración,... Para evitar que estas emociones nos invadan, lo mejor es charlar y mantener el contacto con nuestros seres queridos. Hablar con las personas con las que convivimos y mantener el contacto con el resto. Puedes hacer videollamadas a tus amigos, interactuar a través de las redes sociales, tener una conversación telefónica con esa persona que te sabe escuchar y que te comprende. También puedes contactar con  tu tutor/a , con algún profesor/a con quién tengas más confianza para contarle tus inquietudes. No sólo estamos para lo académico. también estamos para apoyaros. 

Consejo extra: ten cuidado con el abuso del móvil y las redes sociales. Estar continuamente conectados y recibiendo demasiada información puede ser muy perjudicial. Aprende a seleccionar la información que consumes, que siempre sea de fuentes fiables (organismos oficiales, periódicos, telediarios,...) No hagas caso a bulos, audios o cadenas de whatsapp y redes sociales que no sabes de dónde vienen ni quién los ha creado. 

Espero que todos estos consejos os sean útiles y que os ayuden a organizar mejor vuestro trabajo y vuestro tiempo. Si tenéis alguna duda o alguna aportación podéis ponerlo en comentarios o contactar conmigo aquí: 

© 2020 Laura García Prieto. Todos los derechos reservados.
Creado con Webnode
¡Crea tu página web gratis! Esta página web está creada con Webnode. ¡Crea tu propia web gratis hoy mismo! Empieza ahora